Jordi Viladoms: "El Dakar es una carrera que te lleva al extremo"

| Sin comentarios |

jordi26dic1.jpg"Desde muy pequeño mi mundo ha girado en torno a las dos ruedas, empecé en bicicrós para después pasar por el enduro, el motocross y por último dar el salto a los rallies y en especial al Dakar. Mi primera experiencia en la prueba más dura del mundo fue en 2006. Yo hasta entonces competía en motocross y aún no me había planteado ningún cambio, pero apareció una oportunidad, se trataba de ir al equipo Repsol y de mochilero de Marc Coma, y esto fue muy emocionante para mí porque suponía participar en una carrera que había seguido desde pequeño por la televisión y porque sabía que el acceso a ella era muy difícil, quizás por eso era una cosa que me había planteado pero en un futuro. Me invitaron a hacer un test en Túnez y por primera vez me encontraba con el desierto. Fue allí donde tenía que tomar la decisión y estar en África durante esos días me impactó tanto que desaparecieron todas las dudas, mi sitio era ese y ¡tenía que correr el Dakar!

Tres meses después y con muy poca experiencia en los rallies, porque nunca había competido en ninguno, ¡estaba a punto de participar en el más duro de todos!

Tengo un gran recuerdo de mi primer Dakar porque para mí era un mundo desconocido y no tenía ni idea de donde me metía. Arrancábamos desde Lisboa y me impresionó mucho la dimensión de la carrera, la cantidad de seguidores, pilotos, managers, mecánicos, toda la logística y la gran organización que se necesitaba. Además los medios de comunicación hacen un seguimiento muy amplio y no estaba acostumbrado a que tanta gente estuviera pendiente de nosotros, yo simplemente pensaba en subir a la moto y competir. Fue cuando entramos en África cuando pude empezar a disfrutar y a la vez sufrir. Día a día fui encontrando cosas nuevas y extraordinarias, conocer Marruecos, Mauritania, Malí y Senegal, cada uno de los países ofrecía cosas increíbles y es cuando me di cuenta que eso era realmente lo que quería hacer. ¡Se convirtió en mi sueño, mi pasión, en definitiva, en mi vida!

El Dakar es más que una competición, es una carrera que lleva a todos sus componentes al extremo: quince días, 8.000 kilómetros, desiertos, temperaturas que pasan los cuarenta grados, dormir pocas horas...son algunos de los ingredientes que hacen que se convierta en un reto el simple hecho de acabarla pero que se haya convertido también en mi pasión.

Este va a ser mi séptimo Dakar, he visto como pasábamos de competir en África a hacerlo en América del Sur, un continente que nos ha sorprendido a todos los pilotos, ya hemos corrido en cuatro ocasiones allí y cada año nos hacen descubrir cosas nuevas.

En el Dakar he vivido momentos muy duros pero la magia de esta carrera hace que año tras año este esperando que lleguen estas fechas para poder emprender de nuevo mi particular aventura".

¡Ha empezado la cuenta atrás!

Escribir un comentario