Jordi Viladoms: "Mi familia dice que si no corriese en moto, no sería el mismo"

| Sin comentarios |
jordi3enero.jpg"Participar en el Dakar supone para mi viajar hasta otro continente, trece horas de avión, centenares de horas invertidas en preparar todo lo que se necesita para correr en ella, a parte de la preparación física o mental. Pero el Dakar también supone estar lejos de las personas que forman parte de mi vida diaria, aquellas que siempre me apoyan y que siguen muy de cerca mis aventuras en el mundo de los rallies y en especial en el Dakar. Es ese mundo que no se ve pero que para mí es muy importante, sufren de una manera diferente pero están siempre ahí cuando las cosas no van bien.

Estoy en Lima desde el 30 de diciembre y volveré a estar en casa el 23 de enero, son muchos días y la intensidad con la que los vivo hace que aún parezcan más. Aún así esto es lo que me gusta hacer y esta es mi vida, y ellos siempre me dicen que si no me dedicara a correr en moto no sería el mismo, y posiblemente tengan mucha razón.

Cada día cuando finalizo la etapa una de las primeras cosas que hago es enviar un mensaje a los de casa para decir que todo está bien y cuando ya estoy en el paddock más tranquilo aprovecho para hablar durante unos minutos sobre como han ido las cosas. Para mí es muy importante estar en contacto porque me ayuda también a seguir adelante y a ellos a echarme un poco menos de menos ;)

Todos los pilotos llevamos un sistema de GPS que se llama "iritrack" y que permite seguir nuestra posición durante la carrera vía satélite. Es muy utilizado por las personas que quieren seguir más directamente nuestros pasos y saber si seguimos adelante, pero su función  más importante es la de seguridad, ya que lo utiliza la organización para saber exactamente en qué punto nos encontramos y poder asistirnos en caso de necesitarlo.

Los familiares, los amigos, los seguidores...todos ellos me envían mensajes de ánimo y de apoyo antes, durante y después de la carrera, y no solo en el Dakar, sino también en las carreras del mundial que voy disputando durante el año. Ellos son una parte muy importante tanto en momentos complicados como en momentos de felicidad, aunque este deporte sea individual, siempre hay un equipo de personas trabajando e intentando ponerme todas las facilidades para poder correr y mucha gente apoyándonos y esto es lo que hace que valga realmente la pena".


PD. Por cierto, aunque tarde, este es mi regalo para deciros Feliz Navidad, y ¡que os echéis unas risas a mi costa!


Escribir un comentario