10 verbos que te ayudarán a ahorrar en calefacción en tu casa

| Sin comentarios |
Apúntate estos 10 verbos que te proponemos en Nuez porque te van a ayudar a ahorrar en calefacción



ahorrar_calefaccion_interior1.jpg
1) REVISAR. Quizás sea uno de los consejos más importantes y que más te va a ayudar a que tu dinero, como el calor, no se 'escape'. Antes de que llegue el invierno, revisa todas tus instalaciones para que su funcionamiento sea perfecto. Cuenta para ello con profesionales. 


2) TAPAR. Todas las rendijas por las que pueda entrar el frío o salir el calor deben estar tapadas. Colocar burletes bajo las puertas o en las ventanas, por ejemplo, puede ser una buena opción. Por supuesto, no tapes tapes las rejillas de ventilación o salidas de humo, pero aísla bien las habitaciones en las que se encuentren (por ejemplo, la cocina). Si el presupuesto te da, invierte en tener buenos cerramientos (puertas y ventanas). 


3) CERRAR. Dicen que 10 minutos es más que suficiente para ventilar la casa. Evitarás así que se enfríen el suelo y las paredes y que todos los días tengas que gastar el doble para volverlos a calentar.  


4) SUBIR/BAJAR: La luz siempre es fuente de calor. ¿Y si no por qué nos gustan tanto esos días de invierno en los que luce el sol? Así que, procura que las persianas de tu casa estén abiertas de día para atraer el calor y cerradas de noche para retenerlo. 

 
5) PURGAR los radiadores una vez al año para que hagan su función: calentar nuestra casa. ¡Ah! Y no pongas ropa a secar encima o gastarás más. 



450x70_casa.jpg

6) PROGRAMAR la calefacción para no desperdiciar calor y dinero. Si no vas a estar en casa, no la tengas encendida. 


ahorrar_calefaccion_interior2.jpg
7) REFLEXIONAR. Para estar confortable en una habitación, entre 19 y 21 grados bastan. En las habitaciones que sólo se usen para dormir por la noche, una temperatura de 16 ºC a 18 ºC es suficiente. Ten en cuenta que, por encima, se te va a disparar la factura. De hecho, por cada grado más de calefacción se aumenta el consumo energético un 7%.


8) COLOCAR alfombras, a parte de decorar tu casa, te ayudará a que no pierdas calor por el suelo. 


9) MINIMIZAR solo calentando las habitaciones en las que estés.
 

10) ABRIGAR. Cada vez menos, pero hay quien cree que para estar a gusto en invierno en casa tiene que estar prácticamente como en verano y no. La manta mientras se está en el sofá tiene mucho encanto, además de ahorrar dinero en calefacción. Y, por qué no decirlo, la industria de la moda ya se ha encargado de que estemos estupendos y estupendas con la 'ropa de andar por casa'. 

Escribir un comentario