Viene una ola de frío polar: cuidado con el coche y vigila las ruedas

| Sin comentarios |
ruedascadenasdentro.jpgCuidado porque llega una etapa de frío polar que puede congelarte. Si vives en la parte norte del país y quieres viajar a esquiar o a disfrutar de la nieve, sigue estos consejos para no quedarte tirado en la carretera. Ya sabes que con nieve hay que extremar las precauciones en la conducción, pero además, habrá momentos de temporal en los que tengas que decidir entre usar cadenas de nieve o colocar neumáticos de invierno. En Nuez queremos ayudarte en esa decisión por lo te ofrecemos un sencillo análisis atendiendo a cinco variables: comodidad, facilidad, precio, cuidado y riesgos para tu vehículo

COMODIDAD 

Poner las cadenas requiere de un mínimo de formación y, además, hay que ponerlas y quitarlas. Es decir, no puedes circular con ellas si no hay nieve. Los neumáticos de invierno te dan la posibilidad de colocarlos cuando comience el invierno y quitarlos cuando termine. 

FACILIDAD 

Como te hemos dicho anteriormente, las cadenas hay que ponerlas y quitarlas en función de si nieva o no. Por ejemplo, calcula que tardarás unos 10 minutos por rueda si eliges una cadena metálica. Este tiempo es bastante menor si usas una cadena de tela, líquida o automática, pero su precio se irá incrementando. En cuanto a los neumáticos de invierno, si no tienes conocimientos en la colocación de ruedas, tendrás que acudir a un taller a que te las coloque. Además, tendrás que tener un sitio para guardar los cuatro neumáticos normales durante el invierno. 

PRECIO 

Para que tengas una referencia, los neumáticos de invierno te costarán un 10% más que unos normales, aunque piensa que te ahorrarás también el gasto de tus otros neumáticos. Es decir, usarás dos juegos de ruedas durante el año y es posible que alargues la vida de ambos. Con respecto a las cadenas, el precio varía desde las líquidas -spray que se pulveriza sobre el neumático para que éste ´agarre´ en la nieve- que tendrás desde 10 euros, las metálicas (a partir de 30 euros), las de tela -se rompen fácilmente si no circulan sobre nieve- (a partir de 50 euros) y las automáticas -quedan fijadas a la llanta mediante un soporte- (a partir de 250 euros). 

CUIDADO

Si usas cadenas para la nieve, tendrás que quitarlas cuando ya no haya nieve.  Además, las metálicas, por ejemplo, tienes que secarlas para que no se oxiden.  Con los neumáticos de invierno, el principal cuidado que tienes que tener es que estén homologados. Fíjate que tengan una inscripción M y S (de Mud y Snow, barro y nieve en inglés) acompañadas de un símbolo que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior.
Ten en cuenta que los neumáticos funcionan bien sobre nieve, pero la cadena lo hace bastante mejor sobre hielo. 

RIESGOS 

El riesgo fundamental de la cadena es que no se coloque bien y acabes dañando la rueda o la llanta, así que ten cuidado. Con los neumáticos de invierno no hay riesgos siempre que estén homologados. 

Escribir un comentario