Indecente: se busca al conductor que atropelló intencionadamente a un perro

| Sin comentarios |
No nos cansamos de poneros ejemplos de lo que no se debe hacer con los animales. Son débiles, nos dan mucho más de lo que les damos y tenemos que cuidar de ellos. 

Este es un caso de México ocurrido hace unos días. Un perro descansa tranquilamente en la calle sin que los coches la hagan nada. Hasta que aparece el conductor de un autobús que ni corto ni perezoso le pasa por encima. Increíble pero cierto. 

Ahora le pueden caer hasta cuatro años de cárcel, según la ley mexicana. 

El vídeo es para indignarse. 

Escribir un comentario